¿Qué es la dieta BARF?

Al estar últimamente muy en auge, es probable que hayas oído hablar o leído comentarios acerca de la dieta BARF. Aunque  puede  que no siempre quede completamente  claro de que se trata, o que beneficios o riesgos puede traernos su implementación.

Por eso en este artículo te contaremos qué es la dieta BARF y repasaremos todas sus ventajas y desventajas.

Empecemos por lo básico:¿Qué significa la sigla BARF?. La sigla BARF significa Biologically Apporpriate Raw Food o en español  ACBA, Alimentos Crudos Biológicamente Apropiados.

Este término surge a partir de 1993 cuando el veterinario australiano Ian Billinghurst  publicó su libro “Give your dog a bone” luego de iniciar investigaciones respecto a este tipo de alimentación en la década de los 80’.

Y esta dieta básicamente consiste en alimentar a tu perro o gato con alimentos crudos y naturales como ser carne, huesos, vísceras y verduras, en lugar del pienso. (Las verduras se incluyen en la dieta del perro únicamente, no así en la de los gatos.)

Hoy día, la dieta BARF tiene muchas personas a su favor y muchas también en contra. Dentro de este ultimo grupo hay incluso, muchos médicos veterinarios. 

Quienes son adeptos a la dieta BARF fundamentan su postura a través de las siguientes ventajas que puede aportar este tipo de alimentación en los animales.

Beneficios y ventajas de la dieta BARF:

 

Mejora en los excrementos: al ser una dieta natural el organismo del animal absorberá y asimilará mejor los nutrientes y esto se verá reflejado en sus excrementos que serán de mejor consistencia, de menor tamaño y con menos olor desagradable.

 

Mejor hidratación: los alimentos naturales, a diferencia del pienso que es un alimento seco, poseen mayor proporción de agua. Esto hará que el animal esté mejor hidratado y así se beneficia su salud a nivel renal.

 

La piel del animal y su pelaje estarán mucho más saludables y con mejor apariencia. Esto también hará que tenga menos olores y sea necesario bañarlo con menor frecuencia. Esto se debe a que la dieta BARF carece de químicos y aditivos.

 

Menos sarro y mal aliento. La dieta BARF mantiene limpios los dientes de nuestro perro o gato, ya que al contrario del pienso no favorece la formación de sarro y placa bacteriana.

 

La salud ósea también está beneficiada en la dieta BARF. Además de otorgar una buena nutrición, ayuda a mantener un peso óptimo en el animal y así evitaremos enfermedades como la obesidad y sus consecuencias en el aparato óseo de nuestro perro o gato.

 

Al no tener químicos provenientes de la industria como mencionamos con anterioridad, el animal tendrá una mejor inmunidad y será menos propenso a alergias.

 

 

Pero no todo son ventajas, la dieta BARF también tiene sus riesgos y en ellos se basan sus detractores para no estar a favor de la misma.

Riesgos y desventajas de la dieta BARF:

 

El contenido de huesos puede ser potencialmente peligroso. Como hemos dicho, la dieta BARF incluye en ella huesos blandos o carcasas de pollo, y esto puede ocasionar obstrucciones o lesiones a lo largo del aparato digestivo, y esto en casos graves puede poner en riesgo la vida de nuestra mascota.

 

La carne cruda puede poseer parásitos o quistes (huevos) de los mismos, que luego de ser ingeridos pueden desarrollarse en el organismo de nuestro perro o gato y provocar graves enfermedades. Aunque quienes congelan la carne para almacenarla erradican esta posibilidad ya que a temperaturas de congelación los parásitos y sus huevos mueren.

 

Además de parásitos como mencionamos en el punto anterior, los alimentos crudos pueden tener un gran contenido de bacterias que podrían ocasionar enfermedades. Las bacterias al contrario de los parásitos, sobreviven a la congelación, pero mueren a altas temperaturas. Pero como hemos dicho en la dieta BARF no se cocinan los alimentos por lo cual este problema persistiría.

 

Si no sabemos preparar correctamente la dieta BARF en cuanto a proporciones de cada alimento, podemos provocar desequilibrios nutricionales en nuestro animal. En este punto la desventaja es que es menos práctico comparado al pienso ya que este viene diseñado correctamente para las necesidades nutricionales del perro o gato.

 

Otro motivo que hace que la dieta BARF sea “menos práctica” es el hecho de que requiere tiempo de preparación, tanto si lo haces día a día para el momento o bien si te tomas un tiempo para prepararla para varios días y almacenarla congelada por porciones.

 

Puede ser más cara. Comprar carne y vegetales exclusivamente para alimentar a tu perro o gato puede ser más caro que el pienso.  Aunque este punto es relativo ya que si sabes buscar precios o tienes un carnicero de confianza para pedirle ciertos cortes de carne o huesos puede valerte lo mismo que la alimentación a base de pienso.

 

Como conclusión

 

La dieta BARF tiene muchas ventajas y también muchas desventajas, pero también las tiene la alimentación a base de pienso. Con ambas debemos ser muy responsables ya que la alimentación es la base de la salud de cualquier ser vivo.

 

Las ventas de la dieta BARF son muy positivas tanto para perros como para gatos, y aunque sus desventajas pueden hacerla muy peligrosa para la salud de nuestra mascota, con la guía de un profesional veterinario con conocimiento en la materia podemos llevarla adelante de manera segura y responsable.

 

Por eso podemos decir que no hay ni mejor ni peor. Para decidir qué tipo de alimentación darle a tu perro o gato, en qué proporciones y de qué manera hacerlo para cuidar de su salud lo mejor que puedes hacer es tener una conversación con tu médico veterinario de confianza para evacuar todas tus dudas al respecto y poder así cuidar de la mejor manera la salud de tu amigo peludo.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar